sábado, 23 de abril de 2011

EL PAGÚGÚ. BASTÓN DE EGGUN.

           Photobucket
En el culto de Eggun, en África, este pagúgú es importantísimo. Constituye como un báculo de Eggun en la tierra. Con él se ejercen mandatos y llamados. Nosotros, cuando hacemos una ceremonia y usamos el pagúgú, estamos haciendo un llamado.
El gran problema que hay con el bastón de Eggun es con que material se elabora. En la actualidad las personas utilizan cualquier palo bonito y le hacen un figura. Pero, en verdad, el bastón de Eggun debe ser de palo de Ceiba, porque de esa madera es que viene todo el poder de Eggun y de la Ocha. Recordemos que la Ceiba es un árbol sagrado para los yorubas.
Se conoce también como Ewi Eggun. Hay también quien lo llama Baba Eggun, por la presencia masculina. Recordemos que siempre que se habla del bastón se habla que debe ser manipulado por hombres. Esa concepción existe solo aquí en América, mas no en África, donde cada persona debe tener su bastón ceremonial, independientemente que sea hombre o mujer. En la santería cubana, todo lo que se refiere a Eggun, debe hacerse con ese bastón: el oro a Eggun, la llamada, el ituto. Todo esto debe hacerse con el bastón. Inclusive, se acostumbra que, cuando a la persona se le hace su entrada al cementerio, ese bastón, debería quedar detrás de la efinda. Ese bastón no vuelve a la casa, no se vuelve a tocar. La última función del bastón de Eggun se da en su ituto. Como se ve es muy importante. Cuando se es consagrado, su bóveda, su teja de Eggun por un Babalawo, el bastón queda personalizado para la persona. Existe algo que es la consagración del trono de ikú, que es la consagración de la bóveda espiritual. En el sistema del Dilogún se tiene el huesito del Egungun, con el cual se va a preguntar por los Éggunes que se deben colocar en la bóveda espiritual. Esa consagración se da sobre las copas de agua. En ese momento se consagra el bastón. Su primera función será cantarle un oro a Eggun, a esos Éggunes que se están consagrando en ese momento.
La mayoría de las casas de Ocha, consagraban su bastón ellos mismos. Eran santeras que tenían mucho conocimiento de Eggun, por eso consagraban su Ewi Eggun. Claro también los Babalawos, por diversos signos han consagrado el bastón. No es potestad sólo de los Babalawos. También los santeros y los oriatés pueden consagrarlos. El que tiene mucha relación con ese bastón de Eggun es el oba, cuando canta un oro, hace el ituto, da una carnera a Eggun. Es el oba el que debe estar capacitado para preparar el bastón, ya que tiene mucha relación con él.
Los adornos son, más que todo, artesanales. El bastón de Eggun es un palo con nueve cintas de colores, nueve cascabeles y un orificio que se le hace para la carga. Los de Ifá llevan uno elementos diferentes. Pero, siempre era un palo con sus nueve cintas de colores, sellado al final. Después se le han agregado la serpiente, la calavera, etc.
Las nueve cintas de colores y los cascabeles es una alegoría a Oyá. Pero, Eggun también  utiliza nueve colores como Oyá y Yewa. Los cascabeles representan a los Éggunes, a los nueve Éggunes que nos acompañan y representan. Los cascabeles son para que el Eggun se haga presente, al escuchar el sonido.
Se realizan nueve marcas con cascarillas ya que en el Dilogún, en el signo de osa, Eggun tiene gran presencia, como en Ifá que tiene su ordun especifico. Los Babalawos pueden marcar los signos directamente en el piso. Son sus ordun. Los santeros marcan las nueve rayas, que representa meza, osa, que es donde piensan que esta Eggún.
El bastón de Eggún se utiliza cuando se le va a dar coco a Eggun, cuando se le hace una llamada para cualquier actividad religiosa, en el ituto, cuando se hace el oro de Ituto. Cuando se hace el oro que se hace al féretro en la funeraria, el Oba debe ir detrás del féretro, bien sea saliendo de la casa o de la funeraria, con el bastón de Eggun. Debe ir cantando con el bastón de Eggun y haciendo la llamada hasta que se entierre a la persona. Va sonando el bastón hasta que el santero esté totalmente enterrado. Hay quienes lo dejan en el cementerio, en sitios determinados como, por ejemplo, detrás de la puerta del cementerio. Pero, ese bastón debería quedar enterrado a la cabecera de la persona que era su dueña. Esto lo hacían los yorubas, de acuerdo a algunos documentos. En obesa es recomendable que cuando hay muchas perturbaciones, en una misa espiritual de investigación, algunos santeros vayan cantando y llamando a los Éggunes, empleando el bastón, en una misa de llamada. También se puede emplear el bastón para hacer una misa de recogimiento espiritual, en la casa, cuando se siente una perturbación. Se va haciendo sonar los cascabeles y sonando el bastón. Mucha gente lo hace en Odi Iroso y va llevando el bastón hasta donde está la atención a Eggun. Es un medio de recogimiento. El bastón sirve para el recogimiento espiritual. Se dice “luz y más luz a los Éggunes del espacio” y se va realizando un recogimiento con la casa a oscuras, con una velita y sonando el bastón, hasta que llegas al lugar en el que está esa alma extraviada y se le da luz. El bastón tiene varias funciones. Muchas personas lo tienen ahí sólo para darle coco a Eggun. Esto no es así. Tiene una gran trascendencia. Mucha gente no le da la importancia que realmente tiene.
Este bastón tiene una carga específica. Debe llevar tierra de varios lugares, de distintas posiciones, al igual que otros elementos. Se le pueden colocar palos y otras cosas que lo vengan a complementar. También se le pueden agregar elementos que vayan de acuerdo al signo de la persona. Consideramos que para hacer una buena carga, lo mejor es que sea preguntando. Se puede usar el huesito del Eggun que tienen en Eleguá todos los santeros. Inclusive, se le puede preguntar con coco a un Eggun en particular, para saber si la carga esta odara y poder sellarlo. Los santeros viejos siempre lo sellaban, luego de cargarlo, con cera virgen.
En el momento en que se está consagrando la bóveda, cuando colocamos las copas y les damos de comer, hacemos un ajiaco, le damos un gallo y una gallina, hacemos un oro. Ahí es donde se consagra el bastón. Cuando se usa para hacer esa primera llamada, ahí es cuando se consagra. Haciendo un oro a Eggun.
Cuando el bastón se golpea al piso se busca la atención de Eggun. Decimos que Eggun está en ará onú.
El lugar indicado para tener este bastón es al frente de donde nosotros le damos las atenciones a Eggun, donde se le da de comer, donde se le coloca su asistencia. No atrás, sino adelante, porque se supone que es el báculo. Si el muerto está atrás, el bastón debe ir adelante para que él pueda apoyarse.
El bastón nace en obesa. Allí se habla del bastón de dos caras. También se habla del palo de Eggun, necesario para poder hacer la consagración del trono de ikú. En obesa se manda a colocar las velas.
Al bastón de Eggun se le da de comer cada vez que se le dé de comer al Eggun. Por ejemplo, cuando se va a hacer una consagración hay quienes le dan de comer al Eggun, cuando se va a hacer un oro. Estamos acostumbrados que cuando se hace un oro no se le da eyébale. Pero, creemos que es importante, cuando se hace un oro, darle de comer al bastón antes de hacer el oro. Otro momento es cuando se están haciendo ceremonias de envergadura. Envergadura es cuando estamos atrayendo muchas entidades, ya sea haciendo un Oyá como entregando un santo de addimú. Un Obba, un Yewa, todos esos santos que tienen una gran relación con Eggun. Es importante darle de comer a ellos y también al bastón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada